genitales mujer, vaginoplastia

Vaginoplastia

Vaginoplastia

La vaginoplastia o cirugía íntima femenina es un procedimiento quirúrgico que consiste en reforzar los músculos vaginales y reducir el diámetro de la vagina dilatada.

PERFIL DEL PACIENTE

Cirugía de reasignación de género.

Mujeres jóvenes y maduras con relaciones íntimas dolorosas.

Mujeres jóvenes y maduras a las que se les ha ensanchado el diámetro de la vagina por partos o laxitud, y desean reconstruirla para sentir más placer en el coito.

PROCEDIMIENTO

Los partos, la edad, el peso y otros factores pueden condicionar una laxitud del canal vaginal, la cual es progresiva y puede afectar a la calidad de las relaciones íntimas.

En otras ocasiones, una hipertonicidad de los músculos vaginales puede provocar espasmos que requieran debilitarlos y mejorarlos.

DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

De 2 a 3 horas

PROTOCOLO

Preoperatorio

  • Evaluación de la zona para determinar la adecuación del tratamiento
  • Seguir pautas concretas que determine el doctor
  • Analítica y pruebas sobre el estado cardíaco y respiratorio

Anestesia

  • Local y sedación, o AP

Hospitalización

  • Ambulatoria o ingreso de 24 h

Postoperatorio

  • Medicación si se requiere
  • Revisiones obligatorias al cabo de unos días, de unas semanas y de unos meses, según prescripción

Convalecencia

  • Reinicio de las labores habituales a los 2 o 3 días; si comportan mucho movimiento, se aconseja esperar una semana antes de caminar mucho
  • Evitar el ejercicio físico y las relaciones íntimas hasta los 15 o 30 días, según cada caso
RESULTADOS

Naturalidad de la zona tratada

Aspecto mejorado tanto física como estéticamente

Mejora de las relaciones íntimas

Mejora del perfil psicológico y la autoestima del paciente

GRADO DE DIFICULTAD

Intervención sencilla-mediana

NIVEL DE RIESGO

Bajo-medio

Riesgos propios de la intervención: poco frecuentes, pero se debe tener mucho cuidado en el postoperatorio para evitar infecciones de los puntos y cicatrices visibles que precisen de un retoque para mejorarlas

Riesgos de toda intervención: hemorragia, infección, alteración de la cicatrización

Sea cual sea tu caso, no dudes en consultarnos
Clínica Sanza, calidad de servicio
Ven a vernos sin compromiso o contacta con nosotros