genitales mujer, himenoplastia o restauracion del himen

Himenoplastia o restauración del himen

Himenoplastia o restauración del himen

Es un procedimiento quirúrgico que repara y restituye la fina membrana que cubre la entrada de la vagina.

PERFIL DEL PACIENTE

Mujeres que desean restituir el himen.

PROCEDIMIENTO

El himen está compuesto por tejido fibroso y elástico surcado por pequeños vasos. Cuando se rompe, ocurre un leve sangrado. La causa que puede generar la ruptura del himen suele ser la actividad sexual, aunque está demostrado que en algunas circunstancias inusuales se puede romper al poner un tampón; practicando deportes como ciclismo, equitación o gimnasia, o incluso espontáneamente.

Existen tres tipos de himenoplastia:

  • Reparación temprana: se sutura una rotura en el himen en un periodo máximo de 15 a 20 días después de haberse roto.
  • Reconstrucción del himen a partir de las carúnculas o vestigios membranosos. Esta es la técnica más común.
  • Creación de una nueva membrana mediante una porción mucosa vaginal. También se puede combinar esta técnica con la anterior.
DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

De 1 a 2 horas

PROTOCOLO

Preoperatorio

  • Evaluación de la zona para determinar la adecuación del tratamiento
  • Seguir pautas concretas que determine el doctor
  • Analítica y pruebas sobre el estado cardíaco y respiratorio

Anestesia

  • Local y sedación

Hospitalización

  • Ambulatoria o ingreso de 24 h

Postoperatorio

  • Reposo relativo durante 24 h; es decir, se puede permanecer sentada o andar
  • Pequeños sangrados durante 2 o 3 días
  • Medicación si se requiere
  • Revisiones obligatorias al cabo de unos días, de unas semanas y de unos meses, según prescripción

Convalecencia

  • Sin necesidad de retirar puntos por uso de hilo absorbible
  • No se debe practicar sexo ni ejercicio intenso durante al menos un mes
RESULTADOS

Cicatrices imperceptibles

Aspecto rejuvenecido

Mejora del perfil psicológico y la autoestima del paciente

GRADO DE DIFICULTAD

Intervención sencilla

NIVEL DE RIESGO

Bajo

Riesgos propios de la intervención: recidiva, es decir, posibilidad de que se rompa de nuevo la membrana creada y precisar de un retoque

Riesgos de toda intervención: hemorragia, infección, alteración de la cicatrización

Sea cual sea tu caso, no dudes en consultarnos
Clínica Sanza, calidad de servicio
Ven a vernos sin compromiso o contacta con nosotros