genitales hombre, alargamiento de pene

Alargamiento de pene

Alargamiento de pene

Consiste en una sencilla cirugía que permite alargar unos centímetros el pene en reposo.

PERFIL DEL PACIENTE

Hombres jóvenes y maduros con pene pequeño.

No aconsejado si se desea sólo alargarlo en erección.

PROCEDIMIENTO

La longitud del pene puede ser muy variable, independientemente de la raza. El hecho es que existen penes pequeños y retráctiles que se pueden alargar todo lo que el ligamento suspensorio nos permita, generalmente entre 2 y 6 centímetros.

La técnica quirúrgica consiste en debilitar o seccionar el ligamento suspensorio, y los ligamentos laterales o cuneiformes. Para acceder a ellos dejaremos una pequeña cicatriz en el pubis imperceptible con el vello púbico.

Colocamos una pequeña prótesis de silicona dura entre el hueso del pubis y la nueva posición del pene para evitar que se retraiga de nuevo. Esta prótesis es imperceptible a la vista y al tacto.

Además de alagar el pene, se puede engrosar, corregir malas posiciones, y eliminar el exceso de piel del prepucio o de los testículos, de forma estética y fisiológica.

DURACIÓN DE LA INTERVENCIÓN

De 2 a 3 horas

PROTOCOLO

Preoperatorio

  • Evaluación de la zona para determinar la adecuación del tratamiento
  • Seguir pautas concretas que determine el doctor
  • Analítica y pruebas sobre el estado cardíaco y respiratorio

Anestesia

  • Local y sedación

Hospitalización

  • Ambulatoria

Postoperatorio

  • Retirada de puntos a los 10-15 días
  • Medicación si se requiere
  • Revisiones obligatorias al cabo de unos días, de unas semanas y de unos meses, según prescripción

Convalecencia

  • De 2 a 3 días de reposo
  • Faja en pubis durante 48 h
  • No retomar actividades deportivas hasta que se quiten los puntos
  • Vestir con ropa cómoda, que no oprima, los 15 primeros días tras la operación
  • Evitar las erecciones, con uso de medicación específica si se requiere, durante 10-20 días
  • Tener un cuidado específico de la cicatriz hasta la retirada de puntos
  • Generalmente, recuperación rápida
  • Uso de extender durante uno o varios meses si el pene tiene tendencia a la retracción (muy poco frecuente si colocamos la prótesis de pubis que evita la retracción)
  • No mantener relaciones sexuales durante los primeros 15 a 30 días
RESULTADOS

Relaciones sexuales satisfactorias

Cicatriz imperceptible con vello púbico

Aspecto mejorado y rejuvenecido

Mejora del perfil psicológico y la autoestima del paciente

GRADO DE DIFICULTAD

Intervención mediana

NIVEL DE RIESGO

Bajo-medio

Riesgos propios de la intervención: recidiva alta que requiere un segundo tiempo quirúrgico para conseguir alargarlo más

Riesgos de toda intervención: hemorragia, infección, alteración de la cicatrización

Sea cual sea tu caso, no dudes en consultarnos
Clínica Sanza, calidad de servicio
Ven a vernos sin compromiso o contacta con nosotros