Bioplastia con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una proteína del colágeno que tiene todo ser humano debajo de la piel, la cual nos proporciona la elasticidad, turgencia y juventud a la piel de la cara y el cuerpo.

Con los años las células formadoras de colágeno (fibroblastos) van perdiendo su capacidad de generar colágeno, elastina y ácido hialurónico, con el consecuente envejecimiento y aparición de arrugas en la piel.

Hoy en día existen muchos laboratorios que comercializan ácido hialurónico. Este producto viene en viales preparados para poderlo inyectar debajo de la epidermis, es decir, en la segunda capa de la piel que nos cubre el cuerpo, la dermis.

La inyección de ácido hialurónico permite no sólo rejuvenecer la piel, tensarla y mejorarla sino también rellenar aquellas arrugas más profundas y marcadas; rellenar algunas zonas tales como los pómulos, el mentón, la mandíbula, los labios, etc.; en definitiva, cualquier parte del rostro que deseemos mejorar.

Existen diferentes densidades de ácido hialurónico (más o menos duradero) pero siempre absorbible por el organismo con el paso del tiempo.
Las diferentes concentraciones y calidades de ácido hialurónico nos proporcionan distintos tipos de tratamientos según donde el resultado que queramos obtener así como la aplicación en zonas con la màxima seguridad.

  • ac.hial 1
  • ac.hial2
  • ac.hial 1